Advertisement
Advertisement

La gripe, que se conoce médicamente como influenza, es una infección contagiosa causada por un virus. Como el nombre sugiere, es un fenómeno común y casi cada individuo tiene gripe varias veces a lo largo de su vida. Aunque la mayoría de los casos de influenza no duran más de 2 o 3 semanas, si los síntomas persisten por más tiempo, el riesgo de complicaciones como la neumonía viral y la sinusitis (infecciones sinusales) se incrementa. Por lo tanto, se recomienda que una persona que tenga gripe común debe de tomar las medidas adecuadas de inmediato. Aquí se encuentran los síntomas que hay que tomar en cuenta para reconocer el inicio de un ataque de gripe.

Advertisement

Fiebre

La mayoría de los casos de gripe comienzan con fiebre que puede durar de 4 a 5 días antes de agravarse. Como el virus común de la gripe no puede reproducirse con altas temperaturas, el cuerpo eleva la temperatura como un mecanismo de defensa, lo que resulta en una fiebre. Aunque una fiebre poco intensa puede ocurrir en el caso de los resfriados, las temperaturas muy altas son características de la gripe que se eleva entre 102-106 grados (38 - 39 ° C). Sin embargo, podría ser difícil diferenciar el resfriado común y la gripe en los niños, porque sus temperaturas corporales son en promedio más altas que los adultos, ya se trate de la gripe o un resfriado.

shutterstock_126474341
Advertisement

Dolor muscular

Una de las razones por las que te sientes mal cuando tienes la gripe es dolor muscular. Cuando te mueves, incluso en lo más mínimo, todo comienza a doler. Preste atención a articulaciones rojas e inflamadas si es que aparecen, se debe ir inmediatamente a ver al médico. Sobre todo, la sensibilidad muscular será más notable en el pecho, la espalda y las piernas (especialmente si la tos es crónica). La razón del dolor muscular es que los glóbulos blancos se encuentran ocupados combatiendo la gripe, dejando así sus músculos y articulaciones adoloridas e inflamadas. La buena noticia es que todo esto es temporal, una vez la gripe desaparece, los glóbulos blancos volverán a realizar sus funciones habituales.

shutterstock_291041570
Advertisement

Fatiga

Una sensación intensa de debilidad y agotamiento es común cuando una persona sufre de resfriado común. La fatiga puede durar varias semanas antes de volver a estar sano. En el caso del virus de la gripe, hay que esperar fatiga y el dolor en el cuerpo. La debilidad y el agotamiento pueden durar hasta 3 semanas o incluso más en personas mayores, especialmente si están sufriendo de una enfermedad crónica o tienen sistema inmunológico débil. En el caso de los resfriados, la fatiga y el agotamiento duran menos tiempo, generalmente algunos días. El resfriado común puede agotar a su cuerpo, especialmente cuando se acompaña de dolor en las articulaciones y dolor de cabeza.

shutterstock_173814428
Advertisement

Tos

La gripe y el resfriado son enfermedades respiratorias, lo que significa que atacan los órganos respiratorios. Por lo tanto, en ambos casos, la tos es común y esperada. La tos suele comenzar con un dolor de garganta que se convierte en tos seca persistente de 2 a 3 días. También es muy común que la nariz esté congestionada, exista escurrimiento nasal y la garganta esté irritada. La neumonía (lat. Pneumonitis) Puede ocurrir debido a la gripe. Comuníquese con su médico si continúa tosiendo persistentemente con flemas verdes, amarillas o con sangre, o si tiene una temperatura superior a 38 ° C la cual se encuentra acompañada de escalofríos y dolor en el pecho. La tos persistente puede dejar la garganta y el pecho extremadamente sensibles.

shutterstock_191939684
Advertisement

Dificultad para respirar

La falta de aliento es un síntoma común y preocupante de la gripe común que se produce debido a la congestión y la recurrente tos. La sensación de que hay dificultad para respirar puede desarrollarse gradualmente, con la gripe esparciéndose en su cuerpo. El dolor en el pecho tiende a empeorar cuando se tienen dificultades respiratorias o tos. La opresión en el pecho causada debido a los conductos nasales bloqueados hará que la respiración sea más difícil y en caso de que una persona que sufre de gripe común es también un paciente de asma, los problemas de respiración puede empeorar.

shutterstock_254247421
Advertisement

Estornudos

El resfriado y la gripe se contagian fácilmente cuando se estornuda o se tose. Con el fin de evitar infectar a las personas a su alrededor, hay que mantener un pañuelo a la mano y tirarlo después de ser usado, además de lavarse las manos. Los residuos en forma de gotas generados después de toser o estornudar que permanecen en sus dedos pueden depositarse fácilmente en otros objetos y superficies, tales como las manijas de puertas, teclados de computadora, escritorios o platos. Además, evite tocarse la nariz o los ojos.

shutterstock_274568114
Advertisement

Pérdida del apetito

La deshidratación y la pérdida de apetito son comunes y desafiantes si usted también sufre de diarrea, náuseas y vómitos. Es importante seguir comiendo adecuadamente incluso si se está enfermo. Evitar comer sólo hará el proceso de recuperación más lento. Sin embargo, podría ser una buena idea cambiar la dieta por un par de días, trate de comer porciones más pequeñas con más frecuencia, una dieta rica en patatas hervidas, plátanos, pollo, arroz y pan tostado.

shutterstock_305111342
Advertisement

Dolor de cabeza

Un dolor de cabeza no es un indicador confiable de un resfriado común, ya que también ocurre en el caso de la gripe. Sin embargo, un dolor de cabeza causado por un resfriado es menos severo que en el caso de la gripe. Esto también es sucede con otros síntomas comunes de resfriados y gripe. En caso de que el paciente tenga sinusitis, el dolor de cabeza puede empeorar. La gripe, típicamente inflama las membranas mucosas que alinean los conductos nasales así como las fosas nasales, lo cual se agrega a la presión alrededor de sus ojos y cara. Esto puede resultar en un dolor de cabeza muy fuerte.

shutterstock_143846479
Advertisement

Congestión nasal

Si la nariz esta congestionada, pero sin fiebre, no se tiene un cuerpo adolorido, sólo una sensación general de agotamiento y fatiga, lo más probable es que sólo sea un resfriado. Sin embargo, sucede que las personas que sufren de gripe también tienen congestión nasal y estornudan mucho. La gripe y los resfriados pueden conducir a la sinusitis que puede manifestarse como un dolor profundo y constante en la cara, la cabeza y la parte frontal de la nariz. El dolor generalmente empeora con movimientos repentinos de la cabeza. En el caso de una sinusitis, comuníquese con su médico.

shutterstock_214581343
Advertisement

Dolor en el oído

Un dolor de oído de una gripe común puede ser leve o extremadamente intenso, el cual puede variar en gravedad de leve a moderado y hasta doloroso. No es poco común sentir también un dolor extraño en los oídos. La gripe y los resfriados pueden irritar la trompa de Eustaquio, que conecta la garganta con el oído medio, lo que puede causar leve dolor en los oídos. Los fluidos atrapados en el oído pueden ejercer presión sobre el tímpano si se infecta, causando así que el oído se hinche e incluso palpite. El dolor desaparece por sí solo cuando la gripe o el resfriado desaparecen.

shutterstock_290046506

Disclaimer

This site offers information designed for educational purposes only. You should not rely on any information on this site as a substitute for professional medical advice, diagnosis, treatment, or as a substitute for, professional counseling care, advice, diagnosis, or treatment. If you have any concerns or questions about your health, you should always consult with a physician or other healthcare professional.